top of page
Buscar
  • Foto del escritorfcabieses

LA MISERABLE DOCTORA CORDERO: SÍMBOLO DE TODO LO ABORRECIBLE

Autor: RICARDO CANDIA CARES


La doctora Cordero solo dice lo que muchos de sus correligionarios susurran entre bastidores. Hay a quienes se les olvida que la derecha es una casta que utiliza el juego democrático solo hasta cuando le conviene, y llegado el caso en que se ven en peligro sus intereses, no vacilan en desplegar su verdadera alma miserable.

Y lo que viene a continuación es un reguero de muerte y sufrimiento. Ha sido siempre así en la historia de Chile.

La doctora Cordero es una de las mejores representaciones vivas de la peor de las inhumanidades.

Muchos se empeñan en olvidar que aún hay más de mil personas desaparecidas por el solo hecho de haber apoyado un proceso político que buscaba hacer de este país uno que tratara bien a su gente, sobre todo a los eternamente negados al buen vivir y a la vida digna.

Llegados a este punto reverbera en su manifiesta odiosidad lo imperdonable que fue para los poderosos de ayer y de hoy, casi calcados los mismos, que no han dejado de repetir el fracaso del gobierno de Salvador Allende, el más digno y alto estadista que ha visto nacer esta tierra.

Incluso, para baldón eterno, muchos de quienes apoyaron al gobierno de la Unidad Popular, en un intento de no quedar fuera del festín, han afirmado e intentado demostrar que esa extraordinaria experiencia fue un fracaso, un gobierno corrupto, plagado de errores y saqueos.

No fue un fracaso ni cayó por los errores y desatinos que se le adjudican a la gestión del doctor Allende.

Fue por traición.

Fue por la imposición del gobierno de los Estados Unidos a sus lacayos locales, pagados puntualmente, para desestabilizar la economía a nivel de la alimentación de la gente, transformados por miserables dólares en criminales y traidores a su patria.

Vea lo que paso con camioneros, comerciantes, militares y cierto políticos que posan como ejemplares demócratas e inocentes palomas: todos cómplice, encubridores y cuando no hechores de las peores aberraciones.

La creación de las condiciones para el golpe de Estado fue obra de estos sectores de poderosos y la maquinación del Departamento de Estado y la CIA, infiltrada hasta la madre con agentes que traicionaron a los juramentos con los que hacen gárgaras luego del toque de diana.

Y lo que se desató no fue un mero cambio de gobierno.

Fue el genocidio, fue la brutalidad más inconcebible, fue el despliegue de un odio reconcentrado y animado desde siglos y fue la aplicación racional y planificada del exterminio, la desaparición, la tortura y la prisión de centenares de miles de hombres, mujeres y niños. Y de la instalación de una cultura del horror y del dolor durante diecisiete años.

De esta cultura cobarde y malvada es hija, madre y pariente cercana la doctora Cordero. No son desatinos los suyos: sus dichos son producto de sus convicciones más íntimas.

Para aquellos que piensan que la dictadura terminó con los cobardes y traidores acuerdos secretos, estos episodios de una persona que no está loca como algunos especulan, sino que, al contrario, está perfectamente lúcida, sus viles declaraciones en contra de la heroica senadora Campillay debe significar un recordatorio de que la bestia sigue ahí.

La crisis que vive Chile en casi todos los ámbitos que dan forma a la nación, tiene que ver con que los efectos y legados más significativos de la dictadura siguen plenamente vigentes.

Así sea que haya una pátina democrática que no es sino un tinglado en el que unos hacen como que dicen la verdad y otros hacen como que creen.

Y en ese espantoso matrimonio inmoral, el pueblo, de donde legítimamente es Fabiola Campillay, es el que paga los platos rotos y todo el resto de la quebrazón.

No son pocos los que coinciden con la aberración de la doctora Cordero. Muchos de esas personas entre ellas la misma psiquiatra diputada, preferirían ver a la senadora Campillay atada a un riel y bajo treinta metros de mar.

Saben que en esa postura digna y valiente de la senadora Campillay late un ejemplo que deben intentar desprestigiar por la vía de la denostación y la mentira mientras no tengan necesidad de los corvos y los helicópteros.




202 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

URGENCIAS SOCIALES SE SIGUEN POSTERGANDO

Autor: HUGO ALCAYAGA BRISSO Por complacer a los enemigos del socialismo el gobierno ha llamado con rapidez a uno de sus embajadores en el exterior para consultas sobre determinada situación que es aje

Comments


bottom of page