top of page
Buscar
  • Foto del escritorfcabieses

50 AÑOS DEL ASESINATO DE JOSÉ TOHÁ

Autor: HUGO ALCAYAGA BRISSO

A sus 46 años de edad, cuando el PS era socialista y gobernaba en favor del pueblo y la clase trabajadora, el entonces ministro José Tohá González asomaba como el mas probable suecsor del presidente Allende, segun estaba claro en el ambito politico, pero de la noche a la mañana el golpe subversivo lo cambio todo: terminó la democracia, aparecieron el odio y la represion armada, y se respiraba un inedito  clima de horror, lo que llevó a su asesinato el 15 de marzo de 1974.


En medio del pavor generalizado que afectaba a la población y el estupor que envolvía al mundo entero, su deceso se produjo 72 horas después del fallecimiento de otro estrecho colaborador del gobierno allendista, el general Alberto Bachelet Martinez, cuyo organismo no pudo soportar las brutales torturas a que fue sometido por quienes habían sido sus propios compañeros en la Fuerza Aérea de Chile.


Transcurridos pocos meses del derrocamiento y muerte del presidente constitucional Chile estaba sumido en el caos por el terrorismo de Estado y el genocidio que significaba la pérdida de miles de compatriotas por pensar distinto, y ya estaba instalado el crimen organizado, bien programado y planificado, y ejecutado impecablemente, anticipando lo que venia en un total de 17 años.


José Tohá era nacido el seis de febrero de 1927. Fue hijo de un inmigrante catalán avecindado en la ciudad de Chillán,  y desde muy joven manifestó inquietudes políticas y comenzó a exhibir un liderazgo que le hacía sobresalir en su generación que despertaba ante las nuevas corrientes por democracia, justicia social e igualdad.


Ingresó como militante de la Juventud Socialista y fue presidente de la Federación de Estudiantes Secundarios de Chillán. Más tarde, cuando cursaba la carrera de derecho en la Universidad de Chile y con el apoyo del estudiantado de Izquierda postuló a la presidencia de la Fech, cargo en el que fue elegido con amplia mayoría.


Era uno de los dirigentes políticos más cercanos a Salvador Allende, a quien apoyó en sus cuatro campañas presidenciales a partir de 1952. Cuando se perdió la tercera candidatura, marcó claramente su posición: "Durante la campaña dijimos que eramos los mas y los mejores; hoy las cifras no dicen que no somos los mas, pero nadie nos puede decir que no somos los mejores".


También Tohá mostró su vocación por el periodismo. Durante años ejerció como director del vespertino "Noticias de última hora", que funcionaba en el viejo edificio de Tenderini 171 y en cuya plana de redactores se encontraban los avezados periodistas Augusto Olivares y Manuel Cabieses. El diario solía golpear con noticias impactantes en las primeras horas de la tarde.


En todas las actividades que emprendió este socialista de toda la vida marcaba un auténtico compromiso popular. Se esforzaba por una sociedad justa con valores insustituibles como la democracia,  los derechos humanos y el pluralismo, todo ello rechazado por la dictadura que lo llevó a la muerte. Era reconocido por su inalterable lealtad con Salvador Allende, quien se enorgullecia de su amistad.


El presidente Allende lo nombró ministro del Interior en su primer gabinete.  Sirvió el cargo por más de un año hasta que las dos derechas que formaban la llamada Confederación Democrática (CODE) presentaron una acusación constitucional en su contra basada en la animosidad que le profesaban y como parte de la conspiración que estaba en marcha alentada por el imperio norteamericano. Pasó entonces a encabezar la cartera de Defensa Nacional.


Como ministro de Defensa afrontó  el "tanquetazo" en julio de 1973 ocasión en que salió a la calle a encarar a los militares rebeldes acompañados de los generales Prats y Pinochet. Este último simulaba una gran amistad con el Secretario de Estado y su familia.


Tohá estuvo temprano en La Moneda aquel 11 de septiembre. Fue hecho prisionero y enviado a la isla Dawson, en el estrecho de Magallanes,  junto a otros altos funcionarios del gobierno derrocado. En ese tiempo su salud se deterioró rápidamente y llegó a pesar 49 kilos,  lo que no correspondía a su elevada estatura (media 1,92). Trasladado al Hospital Militar de Santiago fue sometido a nuevos interrogatorios y torturas, tras lo cual falleció. La versión oficial (no había otra) fue que se había suicidado a causa de una depresión nerviosa.


En 2015 sin embargo una investigación del juez Jorge Zepeda estableció que el ministro fue asesinado mediante estrangulamiento. Acusados de torturarle y provocarle la muerte, los coroneles Caceres Jorquera y Contreras Mujica recibieron una condena risible: tres años de pena remitida.


Los 50 años de esta trágica fecha se conmemoraron con un emotivo acto en el patio Las Camelias de La Moneda, en que hablaron la actual ministra del Interior, Carolina Tohá,  hija de este socialista de siempre y el presidente Gabriel Boric. Estuvieron presentes Moy viuda de Tohá, los ex presidentes Lagos y Bachelet, familiares y numerosos rostros de la desaparecida Unidad Popular.


En la ceremonia Boric anunció la creación de una galería en la sede de gobierno en homenaje a los tres ministros del presidente Allende asesinados por la dictadura: Jose Tohá, Carlos Prats y Orlando Letelier, cuyo valeroso ejemplo perdura hasta el día de hoy.


Hugo Alcayaga Brisso

Valparaíso





60 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

URGENCIAS SOCIALES SE SIGUEN POSTERGANDO

Autor: HUGO ALCAYAGA BRISSO Por complacer a los enemigos del socialismo el gobierno ha llamado con rapidez a uno de sus embajadores en el exterior para consultas sobre determinada situación que es aje

Comments


bottom of page