© 2018. Punto final blog

    Buscar
    • fcabieses

    FIDEL CASTRO SALUDA A "PUNTO FINAL"

    REPUBLICA DE CUBA

    PRESIDENTE DEL CONSEJO DE ESTADO Y DEL GOBIERNO

    La Habana, 18 de junio del 2001

    Cro. Manuel Cabieses Donoso

    Director

    Revista "Punto Final"

    Estimado Manuel:

    Debe ser, sin duda, motivo de profunda satisfacción y orgullo para ti el hecho de que "Punto Final" llegue a su número 500, pues quienes hemos seguido de cerca tu tenaz empeño por sostener contra viento y marea tu prestigiosa revista sabemos que se trata de una verdadera proeza. El camino no ha sido fácil: falta de recursos, cruel y prolongada dictadura, prisiones y torturas, relegamientos y exilio, clandestinaje y de nuevo falta de recursos. De todo esto ha habido bastante, pero no ha faltado lo más importante, que es la voluntad del colectivo de redacción de la revista de seguir batallando contra las dificultades para mantener viva la voz de denuncia de "Punto Final" y la lucha desde sus páginas por todas las causas nobles del pueblo chileno y de todos los pueblos de Nuestra América.

    Muchas batallas quedan por delante. Tu revista alcanza tan feliz aniversario en un momento particularmente peligroso para el futuro de América Latina y el Caribe. En los últimos años los pueblos del continente han sido testigos de los tenebrosos efectos de las políticas neoliberales aplicadas al impulso de los intereses de nuestros seculares dominadores. La absoluta liberalización comercial y la desregulación financiera, la privatización y reprivatización del patrimonio estratégico de las naciones latinoamericanas, su entrega a las grandes trasnacionales, la prevalencia de políticas macroeconómicas que buscan tan sólo garantizar la rentabilidad del capital financiero internacional mientras agudizan el abismo entre los más ricos y los más desposeídos, son algunas de las manifestaciones antipopulares y antinacionales de esas políticas, contra las que "Punto Final" ha combatido y deberá seguir combatiendo.

    Pero ahora la amenaza es aún más grave. Estados Unidos aspira a imponer a América Latina y el Caribe un llamado Acuerdo de Libre Comercio de las Américas cuyo objetivo no es otro que liquidar definitivamente la soberanía de esas naciones, impedir su integración racional, devorar lo que queda de sus recursos y comprometer gravemente el futuro de sus pueblos. Para Cuba está claro que el Alca, en las condiciones y con las estrategias y procedimientos, conduce de manera inexorable a la absorción y la anexión de América Latina y el Caribe a Estados Unidos.

    Por eso, para los revolucionarios y todos los hombres y mujeres progresistas y de pensamiento independiente en nuestro continente, la tarea más urgente hoy es la de crear conciencia, denunciar la voracidad del imperio y revelar el peligro que están corriendo los pueblos de América Latina y el Caribe. No tengo la menor duda de que tu revista estará en la primera línea de esta nueva batalla, como siempre ha estado cuando se trata del futuro mejor de nuestros pueblos.

    Como seguramente conoces, en Cuba estamos enfrascados en una gran batalla de ideas, que comenzó con la lucha por exigir la devolución del niño cubano secuestrado por la mafia terrorista de Miami y no terminará hasta que logremos echar abajo las leyes que sostienen el criminal bloqueo y la guerra económica de Estados Unidos contra nuestro país y otras disposiciones particularmente infames de la agresiva política norteamericana, como la llamada Ley de Ajuste Cubano. Al propio tiempo, aplicando conceptos y formas nuevas del trabajo político y cultural, aspiramos a lograr el pleno desarrollo de una cultura general integral con el propósito de hacer de Cuba un país cuyo pueblo alcance una amplia y profunda preparación que le permita no sólo defender su integridad nacional y cultural, sino también derrotar al poderoso adversario en su punto más débil: las ideas.

    Avanzamos en esto a impresionante ritmo.

    Todos los días debemos enfrentarnos decididamente a nuevas manifestaciones de agresión. Ahora mismo se urden nuevas maniobras. Huérfano de argumentos, el imperio busca con desesperación pretextos nuevos, y recientemente ha dado con la ridícula pretensión de que Cuba constituye una amenaza de guerra cibernética contra Estados Unidos. También en "Punto Final" los cubanos sabemos que podremos contar con un valioso aliado en nuestra batalla de ideas y en la lucha por nuestra identidad y supervivencia.

    Con mi más fraternal saludo y un fuerte abrazo,

    FIDEL CASTRO RUZ

    (Publicada en la edición N ° 501, julio de 2001)


    114 vistas